El estereotipo medieval (pt. 1)

Publicada en Publicada en ¿Por qué?
Compartir no cuesta nadaShare on Facebook2Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone

Acerca de las limitaciones y la falta de documentación que presenta este recurso temático

 

El tema que quiero tratar hoy, como bien dice el título, es el estereotipo de la ambientación medieval. Estereotipo muy presente, casi rayando en lo obsesivo, en las novelas de fantasía épica. Suena obvio decir que esta figura narrativa limita la imaginación, pero no es el punto “imaginativo” en el que quiero centrarme hoy, sino en el referente a la investigación. Quiero hablarte, entonces, sobre ciertos malentendidos sobre el período medieval, y como ello limita enormemente el potencial de una historia.

El primer problema de este estereotipo, es que está tan acotado al subgénero épico, que por poco se identifica a dicho subgénero con la ambientación medieval. Caballeros ingleses, castillos, y espadas por todas partes: tres componentes que se repiten hasta el cansancio en el estereotipo medieval. Tres componentes, que quiero analizar por separado, o en conjunto, y demostrar que si bien son muy representativos del medioevo, no son lo único que mil años de historia lograron producir.

 

Temprana, alta y baja edad media

Mil años, como ya dije. Comencemos por situarnos históricamente. La edad media comienza con la caída del Imperio Romano de Occidente, en el 476 d.C., y concluye, o bien en 1453 con la caída del Imperio Bizantino y la invención de la imprenta, o bien en 1492 con la colonización de América. (No voy a entrar en debates sobre la palabra “colonización”, o que, en realidad, Leif Erikson pisó América del norte en épocas anteriores, porque no es el tema de este artículo).

Las fechas pueden variar más o menos según cada historiador, pero aproximadamente el medioevo va del siglo V al siglo XIV. Esta edad se divide a su vez en tres épocas, de primera a última: la temprana, la alta, y la baja. Para que esto no se convierta en un tratado (inexacto además) de historia, voy a hacer un recuento rápido de los hechos que definen a cada época.

 

Temprana edad media (siglo V – siglo X):

Aspecto político:

Tras la caída del imperio, Europa queda desorganizada, con los rastros de la cultura romana, pero sin el poder ni la infraestructura para volver a levantarse como imperio. La sociedad se organiza principalmente en el campo. El territorio europeo es, a grandes rasgos, una multitud de campos de cultivo con monasterios rurales de por medio.

Si bien el cristianismo estaba consolidado, no lo era de la forma en que hoy se conoce. El hombre del campo no estaba familiarizado con la religión de manera cercana; en pocas palabras y acotando, no rezaba. Los monjes, en sus monasterios, eran los encargados de velar por el bienestar espiritual del resto de los habitantes, quienes pagaban tributos al monasterio a cambio. Esto llevó a que fueran los monasterios los centros en donde se almacenaban las riquezas de este Estado en formación.

Al no haber defensas militares, los invasores bárbaros se dedicaron a saquear los monasterios. Se ve así la necesidad de crear un nuevo sistema defensivo.

 

Aspecto artístico:

Las imágenes religiosas quedan totalmente prohibidas. El cristianismo no acepta ninguna representación de Dios, ya que este es uno solo, y no necesita representarse, pues no tiene que diferenciarse de ningún otro dios. La figura de Jesús aún no cobraba la relevancia que tiene hoy día. Queda entonces, venerar a los santos, a través de sus reliquias.

En cuanto a la producción de libros, son muy escasos, y todos ellos almacenados en los monasterios. Los manuscritos son copiados únicamente por monjes, solo para sus ojos, intentando preservar el latín de la antigua Roma.

 

Alta edad media (siglo XI – siglo XIII):

Aspecto político:

Es en este punto donde los campos pasan a estar bajo el dominio de adinerados señores: los señores feudales. El dinero que antes se destinaba a los monasterios es reclamado ahora por los propietarios de los campos, para crear puestos defensivos y unidades militares. Estos puestos se irán fortificando cada vez más con el paso de los años hasta llegar a los famosos castillos. Y la milicia armada poco a poco se profesionaliza hasta alcanzar la profesión de soldados, en tanto los nobles del ejército se transformarán en los archiconocidos caballeros.

Europa, ahora como un estado fuertemente defensivo, pronto se transforma en ofensivo. Y para no hacer larga la historia, a finales de este período, los cruzados llegan al Santo Sepulcro. Con este descubrimiento, la religión pasa a cobrar otro rumbo, acercándose mucho más al hombre corriente, enfatizando la idea de Jesús como otro hombre (en principio) nada diferente a cualquier campesino. Los monasterios, que ya habían perdido fuerza desde la aparición del feudalismo, quedan finalmente relegados.

 

Aspecto artístico:

Si bien la producción de manuscritos no sufre grandes cambios, las imágenes religiosas sí. A través de esta “popularización” de la figura de Jesús, empieza a representarse su imagen, como modo de educar a los analfabetos (que por aquel entonces era la mayoría de la población).

 

Baja edad media (siglo XIV – siglo XV):

Aspecto político:

Las defensas militares, el decaimiento de los monasterios rurales, y los campos bajo el mando de los señores, que no permiten a los campesinos trabajar libremente, todo ello y más, lleva al surgimiento de las grandes ciudades (“grandes” para el estándar de la época). Europa ya no sufre la amenaza de las invasiones, el Estado Europeo se consolida y se unifica totalmente.

 

Aspecto artístico:

Esta masificación de la doctrina religiosa y el prestigio rápidamente ganado por la Universidad de París, lleva a cientos de estudiantes de teología a sus puertas. Así también, muchos de aquellos copistas de manuscritos que habían quedado relegados en el período pasado, trabajan ahora al servicio público de la universidad. La producción de manuscritos deja así de ser un hecho aislado y rodeado de misterio, para pasar a ser algo cotidiano.

Es desde finales del siglo XII también, cuando la arquitectura hoy denominada “gótica” alcanza su esplendor, que se extiende hasta los siglos siguientes. Se construyen así, las grandes catedrales; irónicamente, esto representa una cierta vuelta al pasado, destinando fondos públicos a la construcción de edificios religiosos. Las imágenes religiosas están ahora “al alcance de todos”, pero no ya en forma de pinturas transportadas de lado a lado, sino en las colosales iglesias centradas en el corazón de las ciudades.

 

Un inciso sobre las espadas

¿A qué viene este inciso?

Si bien es muy común asociar la espada al período medieval (por influencia del cine en gran parte), parece obvio pero necesario remarcar que esta arma no fue ni la única de la edad media, ni la más abundante, ni propia de dicha época.

 

Conclusión (por ahora)

Creo que con este breve repaso por las tres etapas del medioevo podrás imaginar a donde apunto. La edad media abarca tantos años de historia, que me parece absurdo centrarse solo en lo sucedido desde el año 1000 en adelante. Este estereotipo, reproducido hasta el cansancio, lleva a que muchos lectores/escritores rechacen totalmente la idea de una ambientación medieval. Cuando el problema en verdad, no está en el período histórico, sino en reproducirlo siempre bajo el mismo aspecto, y sobre todo con información incompleta o totalmente errada.

Hay demasiados aspectos de la edad media que son poco conocidos, o bien poco desarrollados, pero cinco minutos de investigación pueden ponerlos al alcance de cualquiera. ¿Por qué entonces, no destinar ni cinco minutos a la hora de escribir y desmontar este estereotipo? A veces se piensa que la edad media es “un período oscuro de la historia donde no hubo ningún avance”, y esto es muy incierto.

Primero que nada, tras todo lo escrito, ya te conté acerca de los avances que fueron dando forma a la Europa medieval. Sí, dejé muchísimas cosas de lado, pero la idea de este artículo es dar razones para que investigues por tu cuenta (si acaso no conocías algunos de estos hechos). Entonces, quizás el desarrollo social fue lento, sí, pero hay que considerar que surgió de las cenizas de un imperio. No fue tarea de dos días conformar un estado prácticamente desde cero.

Sobre el apelativo “oscuro”, hay un principio entre los historiadores, que es: no transpolar la historia a la actualidad. Esto quiere decir, no juzgar con ojos actuales los hechos pasados; todo debe ser juzgado según su contexto. Este ideal de época oscura y de avances nulos, además, viene muy influenciado por los humanistas del renacimiento; fueron ellos los que implementaron el término “edad media”, de forma despectiva. Para los humanistas, el medioevo fue un período de paso entre la antigüedad clásica (Roma), y el renacimiento. De ellos también surge el término “gótico”, apelando a la palabra “godo”, que por aquel entonces era equivalente a “bárbaro”.

 

Sobre las fuentes

Muchos de estos datos están recopilados de diversos textos y charlas con profesores de la materia Historia de la comunicación visual, de la carrera de Diseño gráfico. Tal vez alguna que otra cosa sea imprecisa, o puede que haya cometido algún error. Si ves algo de eso, por favor hacémelo saber, recibo las observaciones con mucho gusto. De todos modos, acá van algunos nombres para que no parezca que saco las cosas de donde se me da la gana:

Historia, arte y sociedad en la Edad Media – Georges Duby.

La aparición del libro (introducción) – Marcel Thomas.

Imagen y culto. Una historia de la imagen anterior a la era del arte – Hans Belting.

 

Conclusión (ahora sí)

En la siguiente parte voy a tratar los estereotipos dentro de este gran estereotipo… ¿Qué, qué?

 

De momento, ¿qué opinas sobre este “estereotipo medieval”? ¿Crées que la edad media tiene mucho para dar todavía, o que al contrario, es un período agotado ya por la literatura? Cualquier otro dato que conozcas y que haya pasado por alto, compartilo. Espero tu opinión.

Hasta el próximo artículo.

 

Continúa en: El estereotipo medieval (pt. 2)

Compartir no cuesta nadaShare on Facebook2Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone

3 comentarios en “El estereotipo medieval (pt. 1)

  1. Una cosa es segura: después de leer tu análisis, me doy cuenta de que para escribir sobre épica, hace falta más que lápiz y papel. En verdad, tu grado de docencia es, desde mi punto de vista, impecable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *